Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

Argentina: el triste papel de Magnetto como agente de la CIA

Deja un comentario

Luigi Lovecchio.* – http://www.surysur.net/?q=node/14459

¿Qué les pasó a Adán y Eva luego de comer el fruto prohibido en el Paraíso terrenal? Perdieron la ingenuidad y la pureza. La consecuencia, como castigo, fue que debían ganar su subsistencia diaria, sufragando con el “sudor de su frente” la satisfacción sus necesidades, y parir con dolor sus hijos. El pecado de ellos, luego —de creer en la Biblia—, confluyó en la lenta evolución de la humanidad.


“Los medios de comunicación son un juguete en las manos de los ricos. Y los ricos lo usan para enriquecerse aún más”.Ryszard Kapuscinski (historiador y ensayista polaco contemporáneo).
Algo así está sucediendo ahora mismo con los medios de comunicación y el público en general. Y el camino parece tener su inicio en la Argentina. Ya en este país la gente en general se volvió más crítica en la evaluación de las noticias. Un velo ha sido corrido y los “pecados” o las mentiras de la prensa son analizados con mayor profundidad por parte de su público.
Es un nuevo fenómeno que asoma con fuerza: la mayoría de las personas desconfían de la veracidad de las crónicas periodísticas. Todo comenzó con la protesta del “campo” en marzo del 2008 en cuya ocasión todo el aparado mediático tomó partido por el sector rural, mostrando una gran parcialidad en la manera de informar.
Fue en esa oportunidad que partidarios del gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK) improvisaron en públicas manifestaciones, carteles que decían: Clarín miente, o también afiches en los cuales se leía: TN, (en vez de “Todo Noticia”), Todo Negativo.TN miente. (Clarín es el mayor diario de habla hispana de la Argentina y TN es el noticiero de cable más visto en lel país).
Una vez superada la sorpresa de la nueva y espontánea campaña, de a poco, pero con firmeza, el público comenzó a sospechar que algo de verdad había en los carteles y pudo observar que el multimedia Clarín tenía múltiples intereses nacionales e internacionales. Se pudo también percibir que el tenor de los contenidos del diario estaba sincronizado para aumentar de manera maliciosa sus ganancias. Mientras tanto algunos medios de comunicación como el diario Página 12 y el programa de TV 6,7,8, hurgaron con más precisión en su historial. El público pudo tomar
conocimiento más cercano de la realidad que rodeaba a los directivos del diario.
Su dueña heredera, Ernestina Herrera de Noble, junto a su CEO Héctor Magnetto se habían vuelto cómplices de la dictadura de J.R. Videla, presidente del proceso, llegando a tener negocios turbios con el poder militar. En el caso de doña Ernestina se tiene la casi certeza de que sus hijos adoptivos lo eran de padres torturados y desaparecidos durante la dictadura militar. Fueron entregados con papeles apócrifos a la propia Ernestina, quien sabía de su proveniencia. En la actualidad son cuestionados con fuerza e investigados por los jueces a pesar de la fuerte presión que el multimedia ejerce con todo el poderío de sus 260 medios de comunicación a lo largo y ancho del país para impedirlo.
Hay pruebas y fundadas sospechas que se entremezclan. Se afirma algo increíble: que la junta militar, en la practica, regaló a los entonces diarios Clarín, La Nación y el vespertino La Razón las acciones de una empresa fabricante de papel para imprimir diarios a cambio de callar las acciones de lesa humanidad y tener buena imagen de gobierno en el transcurso del proceso dictatorial.
Para llegar a cumplir esa finalidad los comandantes en jefe tuvieron que superar algunos obstáculos legales con métodos totalmente ilegales. El fallecido David Graiver, dueño de Papel Prensa (PP) murió en un accidente aéreo en circunstancias que resultaron ser poco claras.
Su viuda, Lidia Papaleo, fue torturada de manera brutal con shocks eléctricos en sus genitales y luego violada de manera reiterada. Lidia tenía 26 años y una hija de dos.Finalmente fue conminada a firmar la cesión de las acciones de PP por el propio Magnetto quien le dijo: “¡Firme porque su vida y la vida de su hija corren peligro!”. 
A la luz de estos acontecimientos la credibilidad de Clarín y de todos sus 260 medios de comunicación comenzó a tambalear, se perdió un 30 por ciento de público lector / espectador, la verdad se insinuó con la velocidad de un relámpago. La gente comenzó a mirar al multimedia como un antro de corrupción; se había asociado la imagen de los mayores accionistas del diario como cómplices con los delitos de lesa humanidad cometidos por la dictadura.
Al quedar al descubierto por las horrendas verdades, Magnetto utilizó el diario Clarín para defenderse de la peor manera posible. No ofreció pruebas de su eventual falta de culpabilidad; por el contrario, atacó al gobierno descalificando cada información con la excusa que detrás de cada nota investigada estaba la mano de Cristina o Néstor Kirchner. Era la primera vez que se mostraba el nervio crudo del periodismo en esa nueva faceta en la Argentina. Mientras la justicia avanzaba con la investigación el diario agredía sin foco e inconsistentemente al gobierno. Fue así que el lector comenzó a tener certezas en vez de solo sospechas.
El desgaste del multimedia ahora mismo aumenta a cada día, al punto que su CEO, Magnetto, tuvo que exponerse de manera personal y ponerse al frente de operativos pensados para frenar el deterioro inevitable que sufría la empresa. El CEO clarinesco no ahorró esfuerzos “marquetineros” para mostrar que su poder estaba aún vigente: se hizo fotos con los políticos opositores más influyentes, citándolos en su propia casa para lograr acuerdos y unidad de esfuerzos proselitistas; se fotografió con los integrantes de las cámaras industriales y empresarias más significativas.
Pero, en el medio del fragor de estos hechos, se escuchó una frase del mismo Magnetto que sonó a rendición, dijo: “Yo soy empresario. Si es necesario y el gobierno me invita iré a la reunión”. Es como decir que está dispuesto a arreglar; una confesión y un “acto fallido” que demuestra que toda su vida de éxitos y victorias fue construida arreglando con los poderes de turno, comunicando mentiras para favorecer sus negocios en vez de informar a sus crédulos e ingenuos lectores.
En este mismo momento los artículos periodísticos de Clarín demuestran mala fe e imprecisión. Magnetto ya hecha mano a recursos que se estimaban secretos y resguardados bajo siete llaves. Se ve obligado a recorrer personalmente los campos de las batallas mediáticas invocando “un caballo por mi reino”. O sea invocando ser creído para salvar de seguras derrotas su imperio periodístico.
Por cierto Magnetto no está solo: hay conexiones entre el multimedia del Grupo Clarín y los intereses mayores de Estados Unidos. Según las propias declaraciones, el “Grupo” se globalizó y, por eso, aceptó que el 18 por ciento de sus acciones fueran compradas por el fondo de inversión Goldman Sachs (GS). Pero ¿Quién es GS? Es un banco socio fundador de la Reserva Federal (FED) de EEUU. La FED es un holding de bancos privados que imprimen los dólares estadounidenses. El poder de la FED es inmenso: es la FED que elige los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, es la FED que junto a la CIA decide las políticas globales que pueden conducir a guerra y paz. Todo lo que la CIA dice y hace tiene una finalidad precisa para implementar la política exterior de los Estados Unidos —contra el mundo.
Las informaciones de la CIA son pantallas. Conociendo esta realidad es fácil encontrar un paralelo, por ejemplo, entre los dichos de la CIA y el artículo de Clarín del día soete de agosto 2010 cuyo título es: “Hasta la CIA dice que en Argentina el Gobierno manipula la inflación”. La nota periodística da pie a varias reflexiones, una de las cuales, la más intrigante, apunta a la idea que ya está funcionando a pleno el operativo desgaste dirigido a todos los gobiernos que ejercen una política regional contraria a los intereses de Wáshington.
Es suficiente leer con detenimiento las cifras sobre la economía argentina en el mismo sitio de la CIA para comprender el tenor maliciosos de las estadísticas publicadas. Ver el enlace de la CIA: aquí. El organismo de inteligencia de los Estados Unidos señala que el INDEC no es creíble y por tal razón se sirven de los números de “fuentes privadas” que hacen a la economía del país.
Transcribo un párrafo de la corresponsal de Clarín Ana Barón quien dice: “Así, por ejemplo, la Central de Inteligencia estima que el crecimiento del PBI en el 2009 fue de -2,5%; en el 2008 de 5% y en el 2007 de 7,5%. En una nota aclara que estos “números se basan en estimaciones privadas” y agrega que “las estimaciones oficiales indican que el crecimiento fue de 0,5% en el 2009, 6,8% en el 2008 y 8,7% en el 2007, pero las estadísticas oficiales carecen de credibilidad”.
Lo mismo hace a nivel de desempleo. La CIA estima que el desempleo fue de 8,7% en el 2009 y de 7,9 en el 2008 aclarando que se basa en cifras del sector privado. Consigan que las cifras oficiales colocan al desempleo en 8,4% en el 2009 y en 7,3% en el 2008, pero insiste que “las estadísticas oficiales carecen de credibilidad” Los datos emitidos con mucha despreocupación por parte del organismo se pueden considerar como una manera más para desgastar la imagen del país a los ojos de la opinión pública. De hecho, los números de la CIA difieren muy poco da aquellos del gobierno y eso hace pensar en un recado mediático con poco valor real.
Pero lo que más llama la atención es que las informaciones de la CIA no citan cuales son los organismos privados que proveen los números veraces en los cuales ellos creen. En la Argentina hay varias consultoras privadas que estiman la inflación desde el 35% hasta un 12 % anual y es así también sobre las cifras de los otros rubros, como “crecimiento” y “empleo/desempleo”. Sin embargo, “googleando”, ninguna de esas consultoras da las mismas cifras que da la CIA. Aún haciendo un promedio, los números de la CIA son demasiado bajos para parecerse al más pesimista de los números de los organismos privados argentinos.
¿Cómo entender esta contradicción? O mejor dicho, ¿Goldman Sachs, de la Reserva Federal le dijo a la CIA: “armen algo para ayudar nuestro diario en Buenos Aires. ¿Y esta le “dio una mano” a Magnetto en su alocada carrera para salvarse? Al fin y al cabo, se trata de los mismos intereses globales.
Estos índices de la CIA asombran porque el Clarín de Magnetto reproduce los datos como una victoria sobre el gobierno (sic). Pero la noticia adolece de precisión. En ella se puede ver con mucha claridad que se preocupan en descalificar las informaciones oficiales del INDEC pero no “califican” a su vez la fuente de la cual extraen las informaciones para ellos “creíbles”. Magnetto en vez de ser cauteloso al editar la nota, pierde las precauciones y (¿desesperado?) no le importa publicar noticias distorsionadas que un simple ciudadano puede observar con una breve investigación.

Con sólo mirar el sitio oficial de la CIA y comparar con el INDEC se puede advertir la falta de seriedad y se aprecia que los datos sólo sirven para alimentar operativos de prensa favorables a Wáshington. O sea: la CIA está haciendo sus deberes como le corresponde al trabajo de una agencia gubernamental de su calaña. Magnetto, a su vez, está cumpliendo el rol de secundar a conciencia las informaciones inexactas del organismo espía de Estados Unidos.

En este caso Magnetto se convierte en un verdadero agente de difusión de la CIA poniendo de relieve informaciones, que en lugar de cargar con la seriedad y los cuestionamientos periodísticos del caso, difunden falsedades con el fin de favorecerse. Cumple el triste papel de un ciudadano que antepone lo foráneo a lo del propio país, porque, como es sabido, el dinero para algunas personas no conoce fronteras y no les importa correr el riesgo de ser traidores de su país con tal de alcanzar sus objetivos.


* Periodista. Dirige la revista digital www.losbuenosvecinos.com.ar —curiosa o casualmente objeto constante de la intervención de “hackers” naturalmente anónimos.

Addenda
Sobre el capital de Clarín

El capital accionario del Grupo Clarín es compartido en un 18 por ciento con Goldman Sachs que es un fondo de inversión que invierte en varios rubros entre ellos en energía renovable (soja) y es socia fundadora de la Reserva Federal (FED) de EEUU. La FED es la institución privada que imprime los dólares que circulan en los EEUU y cobra un alquiler al pueblo americano para la circulación de esa moneda. También es responsable por la última crisis económica mundial por haber impreso dólares sin respaldo en una cantidad increíble. Se imprimieron 6031 trillones de dólares frente a un PBI que los respalda de 12,6 trillones.

Desde la FED se gestan los nombres de los candidatos que podrán acceder a la presidencia de los EEUU. Desde la FED se comandan, CIA mediante, los grandes operativos de prensa que favorecen la imagen de EEUU en los comunicados de guerras y genocidios que lideran los grandes medios en el mundo.

Los profesionales más entendidos de la prensa saben que existe una sola fuente de información, o sea una sola “teta” de la cual se nutren todas las empresas de comunicación en un único interés económico compartido, Ejemplo: La SIP ( Sociedad Interamericana de Prensa). Se puede observar este síntoma hasta a nivel nacional: ¿Notaron que las grandes noticias son tratadas al unísono por los grandes medios?

Sea la inseguridad, la inflación, la pobreza o el desempleo, todos los medios salen juntos sintcronizados para dar las malas nuevas. Es porque todas las informaciones son organizadas y disparadas por un único mentor. Matan por ejemplo a dos policías, o a dos secretarios de divas famosas y sectorizan las noticias con la gente que tienen mayores repercusiones mediáticas. Repetir infinidad de veces en el día la misma noticia, la multiplica en su efecto en la subjetividad del público.

Es bueno recordar que la SIP. fue creada por la CIA en el año 1929, en Cuba, para unificar el tenor de las noticias entres sus asociados, los más importantes medios del mundo. A pesar que años después la misma CIA emitió un comunicado diciendo que desvinculaba de la organización, a todos los efectos y a la luz de los hechos, parece que nunca la dejó. Alimentar las informaciones a las medidas de las propias necesidades es una realidad difícil de cambiar.


Enlaces útiles 
– Sobre la pretendida acción gubernamental: manipulación de la inmformación.
– Sobre el Grupo Clarín.
– Sobre las propiedades del grupo: en Indymedia Argentina

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s