Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

Perdón por el genocidio de los pueblos originarios

Deja un comentario

Entrevista con el historiador Osvaldo Bayer – por Jesús Chirino – http://www.eldiariocba.com.ar/noticias/nota.asp?nid=11831

Roca con “r” de racismo

Entre todos los trabajos que ha realizado Bayer se encuentran aquellos relacionados con los pueblos originarios y la figura de Julio Argentino Roca. Sobre esta figura dice que empezó “a descubrir que se ha tapado todo, que se lo ha puesto como si fuera un héroe nacional y que realmente fue un genocida. Hay que leer sus comunicados, hay que leer todo lo que ha hecho. Dicen que Roca trajo el progreso, pero hay que preguntarse el progreso para quién. Realmente es increíble el racismo de ese hombre que en todos sus comunicados, a los pueblos originarios los llama los salvajes, los bárbaros. Cuando habla en sus discursos repite los salvajes, los bárbaros”. Podría creerse que era esa la única manera en que antiguamente se referían a los pueblos originarios. Entonces Bayer nos recuerda que “San Martín siempre habló de nuestros paisanos los indios” y siguen las citas de próceres como “Manuel Belgrano que tiene cosas increíbles sobre los pueblos originarios, lo mismo Castelli o Moreno quien hace su tesis doctoral defendiendo los pueblos originarios”

¿Por qué tanta diferencia en la forma de verlos, qué interés había de por medio? Bayer responde, “evidentemente fue el interés por la tierra”. También nos entrega pistas para entender cómo se fue configurando una imagen distorsionada de los pueblos originarios, “antes de la campaña del desierto hay toda una campaña de los diarios de Buenos Aires. Uno de ellos es Estanislao Zeballos que empieza con una campaña completamente racista contra los pueblos originarios”.

¿Pero, ésta fue la única manera de ver los pueblos originarios? Bayer responde con otro nombre de la historia, Alsina: “contra la denominada Campaña del Desierto de Roca está el proyecto anterior de Alsina que realmente era mucho más humano. La zanja de Alsina, que ahora nos parece de una imaginación increíble”. Hacer una zanja a lo ancho del país. Ese proyecto había una concepción diferente del indio. Bayer señala que Alsina sostenía que no podía enseñársele “a los indios, el derecho a la propiedad porque ellos no tienen un sentido de la propiedad todo pertenece a la comunidad. Ellos ven un animal y necesitan comer y toman ese animal. No saben que esa vaca pertenece al señor Martínez de Hoz, al señor Smith o al señor Wilson. Entonces hagamos lo siguiente, una zanja a lo ancho de todo el país de cinco metros de ancho por tres de fondo, de manera que cuando ellos vienen con la caballada pueden saltar y venir a nuestras pampas pero cuando se quieren llevar nuestras vacas no pueden porque la vaca tiene el tranco corto y no puede saltar esa zanja y si la empujan se caen. Entonces así van aprendiendo que no pueden llevarse las vacas”.

Entonces no había una sola manera de ver al “indio” pero Alsina muere y Roca “termina con ese proyecto de la zanja y señala que hay que exterminarlos directamente”. Y así se hizo. Bayer también recuerda los comunicados de Juan Manuel de Rosas, que aconsejaba “a los estancieros no matar a los indios”, les recomendaba llevarlos a sus estancias como peones al igual que él mismo hacía y afirmaba “son los más trabajadores y nunca se fijan en el horario para trabajar”. Aunque el mismo Rosa reconoció haber matado tres mil indios “en su primera campaña al sur en la que llegó hasta la isla Choel Choel”.

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s