Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

¿Podrá la derecha fascista contener a los pueblos?

Deja un comentario

Alberto Maldonado S. – http://www.surysur.net/?q=node/15226

La respuesta es sí. Si nos descuidamos, si seguimos considerando que los pelucones de todos nuestros países “son unos tontos”; Si seguimos exigiendo a nuestros gobiernos que hagan la revolución “marxista” que nosotros nunca pudimos ni siquiera empezar. Y, sobre todo, si dejamos de comprender que la derecha es un ser vivo, que tiene muchos recursos y muchas maneras de seguir confundiéndonos, agrediéndonos, dominándonos.

La respuesta es un sí rotundo si los medios sipianos siguen repartiendo mentiras, odios, manipulaciones, sin ruborizarse; y sobre todo sin que haya una respuesta oportuna, eficaz y contundente, como debe ser.

El problema está en que, mientras los pueblos están probando y encontrando nuevos caminos de superación y progreso, nuevas formas para salir del subdesarrollo y la inequidad, se enfrentan a una cerrada y articulada oposición no solo de la derecha cavernaria y mediática sino de grupos políticos que, definiéndose como revolucionarios o progresistas; sin embargo, le hacen el juego a la ultra oposición derechista y ensayan  un frente de violenta oposición, como si fueran sus peores enemigos.

Esta historia tiene larga data. La revolución bolchevique de 1917, desde su nacimiento hasta su extinción (1990) tuvo al frente una derecha cavernaria que la combatió desde el primer instante; y una izquierda (supuesta y/o real) que, poco a poco,  le condujeron a su extinción. En la parte final, se valieron de un borracho empedernido (Boris Yeltsin) y de un veleidoso “comunista” (Gorbachov) para darle la puntillada final, sin pena ni gloria; más bien dicho, con más pena que gloria.

En América Latina, esta conspiración permanente qué no ha hecho y qué no seguirá haciendo por acabar con la revolución cubana; solo que en este país, una dirigencia revolucionaria de primerísimo nivel (Fidel, el Che, Raúl, entre los más conocidos y recordados) más un pueblo revolucionario hasta la médula, han sido capaces de sacar adelante ese proyecto revolucionario, contra viento y marea.

Y cuando todos pensaban (y algunos hasta apostaban) que si se hundía la antigua URSS, se irían a pique los demás países socialistas, veinte años después de esta estrepitosa caída, Cuba sigue resistiendo y dando ejemplo al mundo entero de cómo debe ser un pueblo y una dirigencia verdaderamente revolucionarios.

Fue precisamente la Revolución Cubana la que despertó al monstruo en América Latina. La CIA-SIP, los gobiernos demócratas y republicanos USA (que a la final son lo mismo) las pequeñas y medianas burguesías de nuestros países, la gran prensa continental, la USAID y muchos organismos retardatarios más, decidieron, hace décadas, que, mientras se atacaba a ese “país infiel” (el bloqueo genocida y despiadado, el terrorismo más cruel, la marginación internacional, etc.) no se permitiría a ningún otro país latinoamericano que intente, por cualquier vía, seguir por el camino de Cuba.

Salvador Allende y el gobierno de la Unidad Popular, en Chile, fueron víctimas de esta decisión y de 17 años de gorilismo puro, al mejor estilo de Pinochet y sus genocidas. La Revolución Sandinista fue una víctima de esta “decisión inapelable” aunque años después, uno de sus líderes (Daniel Ortega) haya logrado recuperar el gobierno que los contras y doña Violeta Chamorro se encargaron de contenerlo.

La gorilocracia argentina, a título de “combatir la subversión” dio ejemplo de bestialidad sin límites. Uribe, en Colombia, fue un “autócrata”  que permitió la comisión de atrocidades tan descomunales como la de los “falsos positivos” y las “fosas comunes”. En México no hace falta sino decir que en tres años se registran más de 30.000 asesinados por las “mafias” de narcotraficantes.

Pero en 1998, apareció Hugo Chávez Frías a descomponer la “mesa de la libertad y la democracia” . Y vaya que contra este líder antimperialista (no solo en el discurso sino en la práctica) y de cambios radicales, el imperio y su club derechoso, qué no han hecho para tratar de sacarlo del poder venezolano; un poder que lo ha ganado sobre la base de 10 triunfos electorales, en el más puro estilo de la llamada “democracia representativa” Es decir, si alguien tiene pleno derecho a exhibir una legitimidad constitucional, ese es Hugo Chávez; a pesar de lo cual la ultra derecha USA, venezolana y más, le acusa sin base, de ser un “dictador” enemigo de la “democracia y la libertad”.

Pero, en lugar de neutralizar (por lo menos a Hugo Chávez Frías) hete aquí que estos “díscolos y mal agradecidos” de Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina, se empeñan en presentarle al imperio y sus secuaces nacionales una batalla difícil pero no imposible. Y los gobiernos indisciplinados  han llegado “al colmo” de ensayar nuevos frentes de integración fuera del imperio y de la OEA (el ALBA, la UNASUR) y se proponen, nada más y nada menos, que abrir su comercio interior y exterior con cualquier país del mundo, sin que importe que sea musulmán o confusionista,  amigo o enemigo del gran imperio, de los imperitos o de la OTAN

Por lo dicho, no es de extrañar que la ultra derecha haya estado en acción, desde hace rato. Han desfilado, por nuestros países, advirtiéndonos, dándonos consejos, personajes “de la talla” de Mario Vargas Llosa a quien leíamos con placer pero sus obras de cuando era decente. José María Aznar, ese bicho español al que le sobran agallas anticomunistas de lo que le falta de cuerpo. Y toda esa fauna neoliberal que en América Latina ha tratado de hacernos creer que la única “democracia” es la que ellos pregonan y la única “libertad de expresión” la que pregonan sus medios comunicacionales, que para eso están.

En estos días, la mafia cubano-americana radicada en Miami acaba de anunciar a los cuatro vientos que ha sido enriquecida “con lo mejor” de la ultra derecha continental. Se han reunido en Miami (¿congreso, asamblea, cónclave?) lo más selecto de la ultra derecha continental, patrocinados por congresistas más que fascistas del “Tea Party” que le dio tremenda paliza política al negro blanquecino de Obama que, en la práctica, está resultando igual o peor que sus cavernarios antecesores.

Y pensar que alguien dijo que en Estados Unidos, a pesar de todo, difícilmente habrá algún presidente peor que el señor Bush hijo, no solo en la materia anticomunista sino en todas las materias sociales y políticas modernas.

Contrarrestar la acción “antidemocrática de los malvados progresistas” de América Latina debe haber sido la tarea urgente y principal del singular cónclave. En palabras más nuestras, la preocupación de los complotados (ricos y millonarios) debe haber sido qué no más se puede seguir haciendo y qué más se puede hacer para por lo menos contener esta epidemia de cambios y transformaciones en nuestros países.

El problema de fondo es que esas metas y anhelos no pueden tomarse sin afectar la “dolce vitta” de quienes han venido manipulando nuestras sociedades, pero a su servicio. Es decir, si algunos gobiernos hablan de luchar contra el analfabetismo, la insalubridad, el desempleo, la inequidad empresarial, tamaño desafío está echando a perder la “buena vida” del imperio y de los imperitos y obligándoles a trabajar. Y eso de trabajar como burro estaba reservado solo a los pobres y a los indeseables migrantes.

¿Quiénes asistieron a tan exclusivo cenáculo? A más de ese grupo de congresistas ahora republicanos que sueñan con volver a la Cuba de Batista, ahí estuvo el señor Zuloaga, ese caballero  venezolano que todos los días despotrica contra Chávez, a través de Globovisión, que denuncia que en su país no existe libertad de expresión (¿!) y que terminó pidiendo asilo en Miami (¡en dónde más podía ser!) porque le sorprendieron contrabandeando vehículos de lujo.

También fue parte muy importante del cenáculo, el señor Flores que dirigió un complot en Santa Cruz (Bolivia) para matar a Evo Morales. Y otros tantos de este jaez.

¿Y por el Ecuador? Como no podía ser de otra manera, ahí estuvo el coronel Lucio Gutiérrez Borbúa, el líder máximo de la derecha ecuatoriana a quien los verdaderos derechosos de Madera de Guerrero y del Socialcristianismo más Carlos Vera y sus muchachos, no le quieren reconocer “públicamente” como tal. También se aparecieron los hermanos Isaias contra quienes el Ministerio Fiscal amenaza una y otra vez que tramitará su extradición; extradición de la que los hermanitos se ríen. Y otros tantos feligreses de ese cónclave, que están hartos de que Chávez, Correa, Morales, Ortega, Fernández, sigan  con ese discurso antimperialista, antiglobalización, antiniquidades, y otros.

No estuvieron, en cambio, el asambleista César Montúfar y no apareció el nombre de su inseparable “fundamedios” César Ricaurte, más otros políticos de oposición que viajan con gran frecuencia a Estados Unidos, a quejarse que el malo de Correa sigue “insultando” a los pobrecitos medios del sistema que, en cambio, no pueden resistirse a decirle samba canuta cada vez que pueden.

Las quejas son ante la Comisión de Derechos Humanos de la OEA (que estuvo en Quito hace poco evacuando denuncias pero contra los gorilas chilenos, argentinos y uruguayos) y ante la relatora de esta misma comisión (una señora de apellido Botero, colombiana por más señas) que para ella es mucho más peligrosa la labia de Correa que los “falsos positivos” o el asesinato de periodistas en Colombia, en Honduras, en México.

Dicen que “guerra avisada no mata gente”, pero tampoco hay que olvidar que la extrema derecha más sus socios oportunistas, cuando triunfan, no perdonan.

Es abultadísima la agenda de crímenes de lesa humanidad, asesinatos, persecuciones, desplazamientos que registra la ultra derecha, cuando desplaza a un gobierno o un movimiento político, que en un momento determinado pone en riesgo las mil y una prebendas de que gozan los dueños de la democracia y la libertad.

El propio pueblo estadounidense debe poner las barbas en remojo sobre esta “cumbre ultrista”  ahora que deambula por ahí, ganando, el Tea Party; o sea, el nuevo fascismo USA.

* Periodista.

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s