Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

LA SONRISA DE GERARDO – Condena a los represores del centro clandestino de detención Automotores Orletti.

Deja un comentario

Por Leonardo Rodríguez – http://www.revista2010.com.ar/noticia.php?id=241

El Tribunal Federal Oral Nº 1 falló condenando a los represores de Orletti. Por fuera, un taller mecánico; por dentro, un apéndice del infierno en el que se combinaron todas coordenadas del dolor: tortura, extorsión, robo de niños, tormento psíquico, y esa constatación de que la represión se había globalizado veinte años antes de que se conociera el término. Orletti centro operativo del Plan Cóndor, refugio de bandas de criminales civiles y militares.

Tengo un especial recuerdo de Orletti por dos motivos. Viví en el barrio de floresta. Recuerdo las caminatas por el que mi compañera llamaba el “circuito del terror”: Automotores Orletti, El Olimpo, la casa de Vicky Walsh, hasta la calle y la plaza Ramón Falcón estaban ahí, en pocas cuadras, atestiguando que en Argentina los lobos se nos exhiben obscenos para escarmentarnos.

El otro motivo es Gerardo Gatti. Conservo una vieja fotografía en blanco y negro. Primero supe de Gerardo secuestrado en Orletti. Y como la punta del ovillo desde ese instante final volví por las agujas del tiempo a desandar el camino. Gerardo dirigente sindical, fundador de la CNT (Convención Nacional de Trabajadores), referente indiscutible de las fuerzas anarquistas en Montevideo, obrero tipográfico, líder estudiantil, padre, periodista, polemista.

Cierro los ojos y escucho la voz de Alfredo Zitarroza que lo evoca en guitarra Negra. Tomo un libro y Eduardo Galeano lo descubre de entre el silencio. Digo Gerardo y siento con ello que hago homenaje a toda una generación de entrega por un mundo nuevo, distinto, mejor, justo.

Ahora es posible decirlo porque ha quedado desnudo: las clases dominantes recurrieron a la crueldad y el sadismo del goce de la destrucción del otro sólo para conservar y ampliar sus privilegios y sus riquezas. Por puro egoísmo, esa ambición tan humana.

“La memoria es un círculo quebradizo, de líneas punteadas permanentemente abierto”, ha dicho el amigo Daniel Barrett. Hoy han recibido su condena unos criminales. Entre vivas y aplausos ya salimos a correr detrás de esas líneas punteadas. Por más que quisiera no podré darle un abrazo a Gerardo en celebración de victoria. Pero podré estrechar a otros Gerardos, que trabajan como hiciera él, como quizá haría hoy. Los tribunales enseñan que los crímenes no quedarán impunes, pero estas condenas no traerán la paz. La paz vendrá de la mano de la justicia y para que esta sociedad sea justa, aún queda vencer a muchas cabezas que añoran los años del Cóndor. Pero podemos hacerlo, porque la sonrisa de Gerardo no se ha borrado de esa fotografía que resiste a la corrosión de los años.

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s