Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

Grecia, tan lejos y tan parecida

Deja un comentario

Rosario Salazar y Jean Araud.* – http://www.surysur.net/?q=node/17936 

Las miradas se centran en la irresponsabilidad de los griegos. Cabe preguntarse: ¿de todos los griegos? Y así como los indignados del mundo recuerdan el "que se vayan todos" argentino, la situación griega recuerda otros años venezolanos.

Lo que pasa en Grecia es sumamente grave, tanto como para trascender su drama nacional, y obliga a pensar —incluso más allá de Europa— en consecuencias que pueden afectar buena parte del planeta. Miramos Grecia, pero desde Caracas —porque nos recuerda en algo la Venezuela Saudita de los 60 y 70…

La época del Miami “ta’ barato dame dos”; la época de vacaciones con 1.400 pasajeros diarios destino a Miami y Orlando; la Caracas con un aeroclub con 1.600 avionetas privadas, preferiblemente jets birreactores.

Sobre Grecia publico el periódico Daily Mail de Londres severas críticas a los griegos. Este periódico presentó lo que considera los 10 índices para comprender como Grecia llego a su situación actual y lo estimó como los derroches de Grecia. Aparte de ciertos beneficios recibidos por el pueblo griego —como un lujoso metro y algunas mejoras salariales— llaman la atención algunos puntos de este decálogo ingles, que se había debido titular, mejor, de cómo la oligarquía griega hundió a su pueblo.

Los pobres declaran…

– Solo 5.000 personas en un país de 12 millones de habitantes declaran ganar más 100.000 euros al año, en circunstancias que unas 60.000 familias griegas tienen más de un millón de euros en inversiones en el país sin contar depósitos y negocios en el exterior.

– Muchos griegos de buen vivir declaran ganar 12.000 euros al año, suma irrisoria se se considera que no la minoría de esos contribuyentes poseen yates, propiedades en las islas y en el extranjero. (Cuando el funcionario del fisco se molesta le entregan una "fakelaki ", un sobre con dinero en efectivo donde van hasta  10.000 euros y quizá más).

– Los grandes armadores son exonerados de impuestos y la razón radica en los supuestos beneficios que producen para el país;pero los astilleros están vacíos y solo unas 500 personas aseguran el mantenimiento de las navieras en declive.

– Solo 300 residentes de Kifissia, el barrio de los ricos al norte de Atenas, admiten tener una piscina. La cifra real estimada es de 20.000 piscinas.
.
En total, las evasiones fiscales cuestan a Grecia unos 45 millardos de euros al año.

La Venezuela de los petrodólares

Vale quizás la pena regresar un instante a la época de la Venezuela saudita para considerar y toda semejanza no será mera coincidencia.

– Una oligarquía privilegiada y una Venezuela que termina con una enorme deuda externa; la "visita" del del FMI, el "paquetazo" económico y un pueblo que protesta.

– La Venezuela de una época que terminó con el "caracazo" [revuelta popular] con miles de muertos

– Una Venezuela al borde de la guerra civil. Por suerte un cierto teniente coronel que se indigno de pertenecer a “un país rico poblado de pobres” y lideró una rebelión para cambiar el rumbo de la historia.

Ojalá no asistamos ahora en otras latitudes a unos atenazos, madridazos u otros gringolazos.

Llama la atención que el guion es siempre el mismo. Los poderosos, política y económicamente, arruinan sus países y se enriquecen descaradamente para después anunciar crisis y presentar medidas económicas que tienen que asumir los pueblos.

Naturalmente no habrá dinero, ni para los desempleados, ni para los jubilados, ni para los estudiantes, ni para nadie de los sectores populares. Sin embargo, milagrosamente, aparecen inmensos recursos financieros para salvar los bancos al borde de quiebra o inmensos recursos económicos para alimentar el complejo militar industrial y  también formidables medios para operaciones militares, guerras e invasiones.

Esto de culpar los pueblos es como un disco rayado. Pero los pueblos no son tontos y da la impresión que cada día más se indignan. Algo pasará cuando suba el nivel de furia y se termine de acabar la paciencia.

* Extractos del programa radial Así de simple del 13 de noviembre, producido y conducido en Caracas por Rosario Salazar y Jean Araud.

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s