Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

“La ESMA fue el único lugar donde se torturaba por placer”: Los nombres de la infamia

1 comentario

ALEJANDRO REBOSSIOhttp://colarebo.wordpress.com/2012/12/01/torturas-en-la-esma-los-nombres-de-la-infamia/

En el tercer juicio sobre la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los dos principales centros clandestinos de detención de la última dictadura de Argentina (1976-1983), se juzgarán delitos que no fueron condenados en los dos primeros procesos judiciales, finalizados en 2007 y 2011. Aquí, la lista de algunos de los 68 imputados:

Jorge Acosta

Alias El Tigre, excapitán de fragata de la Armada argentina. Fue jefe de Inteligencia y jefe del grupo de tareas de la ESMA. Nació el 27 de mayo de 1941. Le imputaron 82 delitos, entre ellos el secuestro y la desaparición de la familia Tarnopolsky, las torturas y el probable homicidio de otros detenidos todavía desaparecidos. Responsable de los secuestros del primer grupo de Madres de Plaza de Mayo, que se reunían también para reclamar por sus hijos desaparecidos en la iglesia de la Santa Cruz. Allí fueron detenidas ilegalmente en diciembre de 1977 junto a las monjas francesas Alice Domont y Leonie Duquet y otros siete militantes por los derechos humanos. Miembro del Centro de Informaciones sobre la Represión, en 1981 viajó a Sudáfrica como asesor en lucha contrainsurgente. Beneficiado por la ley de obediencia debida (1987), fue detenido tras su anulación, en 2003. Ya ha sido condenado a prisión perpetua en el segundo juicio sobre la ESMA, finalizado en 2011, y en julio pasado recibió otra sentencia a 30 años de reclusión por el plan creado por la dictadura para el robo de bebés de desaparecidas nacidos en cautiverio. También ha sido investigado por el exjuez Baltasar Garzón y por los tribunales de Italia.

Jorge Rádice

Nacido en 1951, exteniente de fragata, apodado Ruger o Gabriel, formó parte de uno de los grupos de tareas de la ESMA y, entre otras actuaciones, ha sido acusado de apropiación de bienes de desaparecidos. Administraba esos activos e incluso vendía sus inmuebles. Fue secretario personal de uno de los integrantes de las Juntas Militares que encabezaba el régimen, Emilio Massera. Participaba en las sesiones de torturas a los prisioneros e integró el grupo operativo que secuestró al llamado grupo de la Santa Cruz. Beneficiado por la ley de punto final (1986), fue condenado a prisión perpetua en el segundo juicio sobre la ESMA.

Adolfo Donda

Excapitán de fragata, perteneció al sector de inteligencia del Grupo de Tareas de la ESMA. Ya fue condenado a reclusión perpetua por delitos en este centro clandestino de detención. Curiosamente, el hermano de este marino fue desaparecido junto con su esposa, que parió en la ESMA a una de las bebas robadas. Aquella niña recuperó la identidad a los 26 años y en la actualidad es la reconocida diputada Victoria Donda, del opositor Frente Amplio Progresista. Adolfo Donda también fue investigado por Garzón.

Carlos Capdevila

Alias Tommy. Excapitán de corbeta. Fue médico de la ESMA y atendió a los partos en la maternidad clandestina que funcionó en la escuela. Ha sido acusado de participar en secuestros, torturas y desapariciones. Ya fue condenado a 20 años de cárcel.

Ricardo Lynch Jones

En su perfil de la red social LinkedIn, se presenta como “preso político” y vendedor de seguros. Bajo el mote de Panceta, fue capitán de fragata y se desempeñó en el grupo de tareas de la ESMA. Durante su indagatoria sugirió que quien actuó en ese centro fue su hermano, que había fallecido. Se encuentra bajo arresto domiciliario.

Juan Alemann

Nacido en 1927, es un abogado y empresario que se desempeñó como secretario de Hacienda de la dictadura entre 1976 y 1981. Como tal, secundó al ministro de Economía de entonces, José Alfredo Martínez de Hoz, y fue uno de los responsables del fuerte crecimiento de la deuda externa de Argentina en ese periodo, pero ahora es acusado por presenciar en la ESMA el interrogatorio bajo torturas de un integrante de la guerrilla peronista Montoneros que había atentado contra él en 1979. Él y su familia controlan el semanario argentino en alemán Argentinisches Tageblatt y además preside la consultora económica Serve América. De posturas muy liberales en lo económico, ha declarado que “la ESMA fue el único lugar donde se torturaba por placer; en otros lados solo se torturaba para sacar información y luego los mataban”. También negó en 2005 que hubiese habido 400 bebés robados por el régimen: “Hubo unas 200 mujeres que tuvieron hijos en cautiverio durante el gobierno militar, pero la mayoría de los niños fue entregada a los jueces, mientras quedaron menos de 30 casos que los distribuyeron entre familias de militares. Eran chicos que sobraban, porque estos guerrilleros constituían parejas y mientras peleaban tenían hijos. Era una irresponsabilidad. Pero no hubo robo de chicos. Hay que tener estómago para hacerse cargo del hijo de un guerrillero…”. Hasta ahora unos 108 niños robados han recuperado su identidad.

Antonio Pernías

Nacido en 1946 y apodado La Rata. Excapitán de fragata. En agosto de 2010, durante su declaración en el segundo juicio de la ESMA, admitió la existencia de los vuelos de la muerte durante la dictadura, en los que los secuestrados eran desnudados, encapuchados, atados de pies y manos, golpeados, drogados con pentotal y arrojados al río o al mar para morir al impactar en el agua o ahogados. En el tercer juicio de la ESMA se juzgarán por primera vez los vuelos de la muerte. Pernías era oficial de Inteligencia del grupo de tareas de la ESMA. Fue responsable de la desaparición y la tortura del grupo de la Santa Cruz. También participó en los homicidios de un grupo de curas y seminaristas palotinos. La ley de obediencia debida le amparó, pero fue condenado el año pasado a prisión perpetua por crímenes de la ESMA. “En la ESMA, en particular, se aplica la tortura de los dardos, consistente en la utilización de dardos envenenados para caza mayor. Este tipo de tortura lo diseña Antonio Pernías, que pretende usarlo con los detenidos y para los secuestros. Experimenta con ellos aplicándoles distintas dosis, para determinar la adecuada que los paralice durante una hora”, señalaba uno de los testimonios recogidos en el auto de procesamiento del juez Garzón.

Rogelio Martínez Pizarro

También llamado Tommy, nacido en 1948, es médico y fue capitán de fragata. Era uno de los profesionales que atendían a los secuestrados en la ESMA, pero que también integraban el escuadrón de tareas represivas. Como tal, está acusado de participar en detenciones ilegales, tormentos y robo de bebés. Por ejemplo, un testigo lo acusa de haberle aplicado una inyección de cianuro a Norma Arrostito, una de las fundadoras de Montoneros, por orden de Jorge Acosta. En 1978, Martínez Pizarro fue condecorado por su “heroico valor en combate”.

Ricardo Cavallo

Alias Serpico, Marcelo o Miguel Ángel. Excapitán de corbeta. Nacido en 1951, vivía de incógnito en México hasta que el periodista José Vales lo descubrió. En agosto de 2000 fue detenido allí por orden de Garzón. Fue extraditado a España, donde cumplió prisión en Alcalá-Meco a la espera de su juicio. Finalmente, fue entregado a la justicia argentina en 2008. Se le considera parte de la maquinaria de exterminio de la dictadura argentina. La fiscalía española le pedía hasta 17.000 años por crímenes de lesa humanidad. En el segundo juicio de la ESMA fue condenado a prisión perpetua.

Alfredo Astiz

Nacido en 1951, excapitán de la Armada y agente de inteligencia, conocido como el Ángel Rubio o el Ángel de la muerte. Se infiltró en Madres de Plaza de Mayo. Formó parte del grupo de tareas de la ESMA. En 1990 fue condenado en ausencia a cadena perpetua en Francia por el asesinado de dos monjas francesas, del grupo de la Santa Cruz. Astiz se mantuvo en libertad hasta 2006, en que fue procesado. Durante el segundo juicio de la ESMA, en el que fue condenado a reclusión perpetua, entregó una copia de la Constitución argentina a los tres jueces que lo juzgaban y reclamó ser tratado como “un perseguido político”. Astiz proclamó: “Yo cumplí y cumplo la Constitución. He dado al combate lo mejor que pude”. En unas declaraciones recogidas en su día por una periodista argentina, el marino afirmó: “Lo digo siempre: soy un bruto, pero tuve un solo acto de lucidez en mi vida. Meterme en la Armada”.

Enrique de Saint Georges

Expiloto de la Prefectura Naval (policía de ríos y mares), está acusado de conducir los vuelos de la muerte. Hasta 1977, informes internos de la Prefectura destacaban “su amor a la institución, que representa orgulloso”. Sin embargo, al año siguiente, pidió su pase a la entonces estatal Aerolíneas Argentinas y sus superiores observaron “ciertas reservas para brindarse por entero a la institución”. Nacido en 1947, Saint Georges trabajó en Aerolíneas hasta el año pasado, cuando un fiscal pidió su detención porque descubrió los archivos que indican que él pilotaba el avión que arrojó al agua a dos del grupo de la Santa Cruz, Azucena Villaflor, madre de Plaza de Mayo, y la monja francesa Léonie Duquet, así como a cinco militantes de Vanguardia Comunista.

Raúl Jorge González

Nacido en 1929, fue comandante de la Armada. Estuvo al frente de la conducción de la ESMA, una institución que se suponía que debía formar a los futuros marinos. Está acusado de secuestros, torturas y robo de bebés. Se encuentra bajo arresto domiciliario.

Carlos Fraguío

Nacido en 1926, llegó a ser contraalmirante de la Armada. Condujo la Dirección General Naval en 1976 y, como tal, tuvo responsabilidades en la ESMA. Daba órdenes de secuestros y tormentos, controlaba lo que estaba sucediendo en ese centro. La ley de punto final lo salvó en su momento de un juicio, pero ahora deberá enfrentar a los tribunales.

Eduardo Girling

Era un contraalmirante que encabezó el Servicio de Inteligencia Naval. Nacido en 1928, está acusado por ordenar diversos secuestros. En la Guerra de Malvinas de 1982, fue el autor de un plan que jamás se concretó y que se denominaba Operación Algeciras . Consistía en atacar un buque británico en Gibraltar a partir de un atentado preparado desde aquella ciudad andaluza. Girling planeaba usar a exguerrilleros argentinos en la misión. Se encuentra bajo arresto domiciliario.

Edgardo Otero

Apodado Honda, fue comandante de un grupo de tareas y después dirigió la ESMA en 1980. Está acusado de robo de bebés, incluida Laura Ruiz Dameri, que fue entregada al exmarino Juan Antonio Azic, que también se había apropiado de la actual diputada Victoria Donda. También ha sido imputado por cientos secuestros y algunos casos torturas seguidas de muerte. Participó de la Guerra de Malvinas e informes militares posteriores le adjudicaron responsabilidad en fallos de la conducción de las fuerzas argentinas. De 85 años, Otero se encuentra bajo arresto domiciliario.

Mario Palet

Nacido en 1931, fue contraalmirante y se encuentra en libertad. Dirigió la Escuela Naval Militar entre 1981 y 1982 y, como tal, se desempeñó como comandante de una fuerza de tareas.

Julio Torti

Nacido en 1924, fue vicealmirante y jefe del estado mayor de la Armada en 1978. Está acusado de orquestar secuestrar en la periferia de La Plata a detenidos que luego eran trasladados a la ESMA. También está procesado por crímenes cometidos en Bahía Blanca (690 kilómetros al sur de Buenos Aires). Había sido indultado en 1989 por el entonces presidente argentino, Carlos Menem. En la actualidad se encuentra en libertad.

Pedro Santamaría

Nacido en 1926, fue viceralmirante de la Armada. Está acusado de actuar en un centro clandestino de detención en Zárate (95 kilómetros al norte de Buenos Aires), en la ejecución de secuestros de personas que iban a parar a la ESMA y en otros campos de concentración en Puerto Belgrano (673 kilómetros al sur de la capital) y Mar del Plata. Beneficiado por la ley de punto final, se encuentra en libertad.

Antonio Vañek

Nacido en 1924, fue vicealmirante de la Marina. Este año fue condenado a 40 años de prisión por el plan sistemático de robo de bebés. Fue comandante de operaciones navales entre 1977 y 1978, y luego fue jefe de operaciones del estado mayor de la Armada. Fue acusado por sobrevivientes y otros compañeros de armas, como Adolfo Scilingo y Jorge Acosta, de tener la ESMA bajo su control. También asistía a los partos de las desaparecidas, según los médicos navales Jorge Magnacco y Alberto Arias Duval. En 1998, cuando fue detenido por la causa de sustracción de niños, responsabilizóa Emilio Massera, jefe de la Marina, de ordenar la “lucha contra la guerrilla”, cuyas principales vertientes, Montoneros y el marxista Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), habían nacido en 1970, en tiempos de otra dictadura militar y en plena Guerra Fría en el mundo. Cumple su condena bajo arresto domiciliario.

Víctor Cardo

Alias Morrón, Pedro o Perro Verde. Nacido en 1948, era un suboficial de la Marina que cumplía las funciones de guarda en la ESMA. Está imputado por disponer condiciones “infrahumanas de alojamiento” a los detenidos ilegalmente. Cardo era quien recibía a los secuestrados en la ESMA, muchas veces a los golpes, y los preparaba antes de las sesiones de torturas. Por ejemplo, los ataba a la silla de tormentos e incluso participó de algunos interrogatorios. Está acusado también de secuestros y robo de bebés. Una testigo también contó que en 1978 se tomó un descanso para visitar a la selección argentina en uno de sus entrenamientos durante el Mundial de fútbol que ese año se celebró en este país.

Juan Antonio Azic

Exsuboficial de la Prefectura Naval y exmiembro de un grupo de tareas de la ESMA que se encargaba de los secuestros. También participó de sesiones de interrogatorios con torturas. Apodado Claudio, Freddy o Piraña. Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de la ESMA, relató cómo lo atormentó Azic 20 días después de su pareja, también secuestrada, diera a luz en cuativerio. “Si no hablás, le reviento a tu hijo la cabeza contra el piso”, le dijo Azic. Después, puso al bebé sobre el pecho de su padre y le aplicó la picana eléctrica. En 2011 fue condenado a 18 años de prisión por delitos cometidos en la ESMA. Además, recibió otros 14 por apropiarse de dos bebés en la ESMA, Victoria Donda y Carla Ruiz Dameri. En 2003, cuando el entonces juez Garzón pidió su extradición a España, Azic intentó suicidarse. Nació en 1941.

Juan Carlos Fotea

Nacido en 1950, alias Lobo, fue sargento de la Policía Federal. Detenido en 2005 en Galapagar y extraditado en enero de 2007, fue condenado en el segundo juicio de la ESMA a 25 años de cárcel por su participación en el grupo de tareas de este centro clandestino de detención. En 1978 había sido condecorado por su “heroico valor en combate”. En 1984 se había marchado a vivir a España. En 1998, Garzón ordenó su detención, que se produjo siete años después. “¡Soy inocente! ¡Cumplí con mi deber!”, gritó cuando lo arrestaron. Está acusado del secuestro del periodista, escritor y militante montonero Rodolfo Walsh, que fue detenido en la ESMA.

Ernesto Weber

Tenía el mote de 220, por las descargas eléctricas que aplicaba. También lo llamaban Armando o Rogelio. Nacido en 1931, fue comisario de la Policía Federal y torturaba en la ESMA. Acusado por el secuestro de Rodolfo Walsh, fue condenado a cadena perpetua en el segundo juicio por los crímenes cometidos en este centro. Cumple su condena bajo arresto domiciliario. También está imputado por secuestros, robos de coches y saqueos de viviendas de detenidos durante el régimen.

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Un pensamiento en ““La ESMA fue el único lugar donde se torturaba por placer”: Los nombres de la infamia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s