Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

Los MacriPapers, una causa contra el corazón del poder

1 comentario

Carlos Villaba – http://www.surysur.net/los-macripapers-una-causa-contra-el-corazon-del-poder/#more-54503

 

 

clip_image002[5]Cuando eran las 3 de la tarde del lunes 9 de mayo en la Argentina, el mundo tuvo acceso a una base de datos con información sobre más de 200.000 compañías offshore, a través de la más gigantesca liberación de datos de la historia sobre empresas secretas y las personas implicadas en ellas. El goteo más grande de una ya rica historia de fugas o hackeos digitales se conoció como “Panamá Papers”, conmocionó al mundo, disparó desde renuncias de altos funcionarios en el mundo entero, críticas antiestadounidenses de distintos analistas y el inicio de causas judiciales.

 

También sucedió en la Argentina y a pesar del manejo de los grandes grupos de medios que tuvieron en principio el monopolio del manejo de la información.

 

La Argentina offshore

El 3 de abril de 2016 el vocabulario de anglicismos se amplió entre los argentinos. De la catarata de documentos encriptados del estudio panameño Mossack Fonseca, dedicado básicamente a vender empresas fantasmas a millonarios pretendidamente anónimos, emergió la palabra “offshore”.

 

Hasta ese momento, para la mayoría, el concepto solo remitía a algún deporte náutico practicado “aguas afuera”; desde ese día quedó adherido a empresas y compañías  creadas en centros financieros con un nivel impositivo muy bajo -las guaridas fiscales-, utilizados para ocultar a los propietarios de esos bienes y capitales, que necesitan blanquear recursos, en el mejor de los casos para evadir impuestos, en la peor y más común de las situaciones para disimular recursos obtenidos a través de otros ilícitos, como el contrabando, el tráfico de armas, la prostitución, la comercialización de drogas, el tráfico de diamantes.

 

Además de conocer la palabreja, el país supo que su presidente integra la lista maldita, que Mauricio Macri forma parte del selecto grupo de cinco mandatarios en ejercicio, cuyos nombres figuran en la documentación del escándalo financiero mundial.El nombre “Panamá Papers” que se le adjudicó a la investigación y las características cinematográficas de sus detalles, hizo  inevitable asociar la denuncia con la mejor de las películas de intriga, mafia, palmeras, bellas damas con poca ropa y buenos tragos tropicales. Sin embargo, los documentos encriptados en la cloaca financiera del estudio Mossack Fonseca, instalaron a Macri en el peor de los escenarios judiciales después de que él, su padre Franco y su tío Jorge Blanco Villegas estuviesen implicados en la causa por contrabando de autopartes hacia Uruguay que volvían “convertidas” en automóviles a la Argentina; un proceso finalmente sepultado por la Corte menemista.

 

Antes del 22 de noviembre de 2015, día del ballotage presidencial en la Argentina en el que se impuso el candidato del Pro-Cambiemos, los diarios Clarín y La Nación -algunos de cuyos redactores formaron parte del consorcio internacional de periodistas entre los que se distribuyó la información-,  conocieron la denuncia y prefirieron no hacerla pública en plena campaña electoral en la que su editores apostaban a la victoria del por entonces jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y trabajaban de manera desembozada contra las candidaturas del kirchnerista Frente para la Victoria.

 

Dinero en fuga

La publicación de los “Panamá Papers”, instaló en la agenda del mundo entero el tema de la evasión impositiva, lavado de dinero y fuga de capitales, una de las causas estructurales de las recurrentes crisis económicas en los países de la región, un verdadero atentado contra las posibilidades de desarrollo de los países de la región.

 

Ese procedimiento sistemático fluye a través de redes de servicios financieros offshore que funcionan alrededor del mundo y están vinculadas al poder político y al capital trasnacional. Esas estructuras buscan esconder información para evitar o, al menos, disminuir el pago de impuestos.

 

En la Argentina, el destape de las empresas off shore constituyó un golpe contra el discurso de “transparencia” y diferenciación de la gestión anterior pregonado por Cambiemos, además de mostrar la forma en que el sistema cuenta con mecanismos legales e ilegales para operar movimientos de multimillonarios provenientes del delito, el lavado, la evasión impositiva.

 

Carlos Bedoya, presidente de la “Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos” (Latindadd) y uno de los más prestigiosos investigadores de la problemática de la deuda externa latinoamericana definió como “cloacas fiscales” a los territorios que se caracterizan por aplicar regímenes tributarios favorables a personas y empresas no residentes y remarcó que quienes abren sociedades offshore en esas jurisdicciones especializadas en secreto “enfatizan que son estructuras legales, pero no nos engañemos, ningún argentino compra una firma en Bahamas para invertir en Brasil como hizo el presidente argentino Mauricio Macri y su familia si, por lo menos, no pretende ocultar información sobre sus operaciones”.

 

Es que el empresario ex presidente de Boca Junior, encabeza la lista nacional de los que “esconden” recursos en guaridas fiscales -para utilizar el verbo empleado por él mismo-, a través de empresas ultramarinas.

 

Hay un hilo común entre, por ejemplo, los miembros del círculo más cercano a Vladimir Putin, el encargado de lavar dinero de un robo récord en el Reino Unido, un traficante de drogas convicto por matar a un agente estadounidense de la DEA y Mauricio Macri, su ex ministro y hoy intendente de Lanús, Néstor Grindetti, el capo de Torneos y Competencias y hermano del actual vice ministro de Seguridad, Alejandro Burzaco o los familiares directos del secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis: todos utilizan o utilizaron cascarones financieros creados por Mossack Fonseca.

 

Macris por todos lados

Fuente: Mapa offshore del Clan Macri. Portal El Revelador, de periodismo de datos, administrado por la Licenciada en Informática María Soledad Escobar. http://elrevelador.com.ar/2016/04/16/los-macri-offshore-los-detalles/

 

En solo cuatro semanas, a partir del destape del 3 de abril, la información sobre las sociedades extraterritoriales provocó la renuncia del primer ministro de Islandia, eyectó a un secretario de Estado español, dejó contra las cuerdas al jefe del Ejecutivo Británico, desencadenó investigaciones judiciales en decenas de países y generó acciones relacionadas con las guaridas fiscales.

 

clip_image006[4]

En Buenos Aires, sin embargo, Macri apenas balbuceó un “no tengo nada que ocultar, era plata que me pertenecía, que me pertenece, totalmente declarada ante la agencia de impuestos de Argentina”. Mientras tanto, los grandes medios filtran datos o los suministran a sus públicos con cuentagotas; según la fuente original de la investigación internacional -el diario SueddeutscheZeitung- porque “varios medios de comunicación líderes tuvieron a editores revisando documentos de los PanamaPapers”, pero “eligieron no darles cobertura”. El propio periodista estrella del grupo Clarín, Jorge Lanata, aseguró de modo directo que eso se debió a que el gobierno de Macri llamó a La Nación y Clarín para “apretarlos” y “evitar el impacto” de primeras planas con informaciones “en las que hallaron que el Presidente figuraba en una sociedad offshore”.

 

A pesar de todo, el fiscal federal Federico Delgado inició una acción penal contra Mauricio Macri por presunta “omisión maliciosa” en su Declaración Jurada, a raíz de la revelación de que participó en dos empresas offshore en Panamá y las islas Bahamas. El juez federal Sebastián Casanello -que en diciembre pasado había sobreseído al ya Presidente en la causa de las escuchas ilegales y hoy está a cargo de la investigación sobre las cuentas del mandatario y su familia reveladas por los Panamá Papers-, libró exhortos a las autoridades de diferentes países con guaridas fiscales, para saber si el jefe de Estado figura como accionista en las firmas denunciadas.

 

En los cuatro meses transcurridos desde el inicio del escándalo mundial, investigaciones propias,  de medios como Página 12, La Nación, ElDestapeweb, infoeconomico.com y las denuncias del diputado neuquino por el Frente para la Victoria, Darío Martínez, lograron sumar un importante número de sociedades offshore en las que está involucrada, de modo directo e indirecto, la familia Macri, es decir Franco, Mauricio, sus hermanos, tíos y primos:

 

· FlegTrading (Uruguay / Bahamas, 1998)

· Kagemusha (Panamá, 1981)

· Macri Group Panamá S.A.A pocos meses de creada,  cambió su razón social vía Mossack Fonseca por Metro Consulting (Panamá, 2010)

· Cap Loren Panamá S.A.(Panamá, disuelta)

· Orion Alliance Corporation (Panamá, abierta en 2013)

· Atoll Services Group Inc(Panamá, 2007)

· Pymore Ventures Holding S.A. (Panamá, 2010)

· Danae Alliance Company S.A. (Panamá, 2015)

· Aspent Portfolio S.A. (Panamá, 2015)

· Rockford Holding Group S.A.(Panamá, 2011)

· Owners Do Brasil ParticipaçõesLtda(Brasil, 1998)

· Itron do Brasil (Brasil 1998)

· Martex do Sul(Brasil, 1999)

· Mega Consultoría Servicios e Participacoes(Brasil)

 

En paralelo a la creación de Fleg Trading Ltd. en Bahamas, Franco Macri “hizo firmar a toda la familia un protocolo familiar que garantiza que cualquier decisión de venta de parte o todo el paquete accionario será un tema familiar, nunca individual”, según una nota del diario Clarín de 1998. Esto demuestra que la inclusión de su hijo presidencial en las sociedades “no resulta un hecho circunstancial, sino que constituye una participación activa junto con la de Gianfranco y Mariano, sus otros hermanos involucrados en PanamaPapers”, según la interpretación documentada del Centro de Economía Política Argentina(CEPA).

 

Todos toman

La perinola de los representantes de los grupos económicos que manejan el gobierno argentino en beneficio de sus corporaciones, dejó al desnudo que la mayoría de los funcionarios y operadores del presidente Macri fueron poseen sociedades o cuentas ultramarinas.

 

Secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis: vinculado a través de su esposa, su suegro y sus cuñados, con sociedades offshore en guaridas fiscales; figura junto con varios de esos familiares en un poder para manejar la firma offshore ParquemarGroup, de Panamá. Martín Ascónape, suegro del funcionario presidencial es la figura central de ese entramado; es un próspero empresario inmobiliario que aportó fondos a la precampaña de Macri en 2014, al igual que si hijo Matías.

 

Secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas: ofició durante diez años como intermediario entre su estudio jurídico en Buenos Aires y Mossack Fonseca, la firma panameña especializada en crear los cascarones financieros alrededor del mundo. Este fue uno de los casos que generó más conmoción entre los investigadores del diario alemán responsable de la publicación de los datos, que anunció al mundo que “Una vez más hay noticias desde el círculo íntimo del presidente de la Argentina y los Panamá Papers” y “Ahora cae sobre otro amigo de alto rango de los líderes: Pablo Clusellas, su secretario”.

 

Intendente de Vicente López, presidente del Grupo Bapro y primo de Mauricio, Jorge Macri: figura como secretario de LatiumInvestments Inc. y es titular, junto a su esposa, de Artecity N204, ubicada en Florida, Estados Unidos.

 

Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj: es director de la empresa Kalushy S.A., radicada en Panamá. Su mujer, Elisa Virginia Alfie, es tesorera y número dos de esa compañía es. La sociedad anónima tiene status “vigente” y fue creada en 1992, antes de que el hombre cercano a Marcos Peña integrara la DAIA, detrás de la cual quiso justificar la operación.

 

El desplazado Secretario de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, que se mantiene en la dirección del Teatro Colón, Darío Lopérfido: aparece como director de Supernova Productions, inscripta en Panamá.

 

El operador judicial del actual mandatario y presidente de Boca Junior, Daniel Angelici: figura como uno de los directores deCorbalanServicesInc, registrada en Panamá.

 

Intendente de Lanús, Néstor Grindetti: figura en la offshore Panamá Mercier International y cuenta con una cuenta en el banco Clariden, con sede en Zurich, Suiza, activa incluso mientras era ministro de Hacienda del gobierno de la Ciudad Autó9noma de Buenos Aires, bajo el mandato de Mauricio Macri.

 

El caso amerita un tratamiento especial, al punto de que el fiscal Delgado pidió que las investigaciones que vinculan sus maniobras con las de Macri se tramiten por separado.La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), denunció a ambos funcionarios de la CABA, vinculados a una emisión de bonos Tango serie 8, a una tasa de 12,5%, mucho más elevada de la que lograban otras provincias, con la que la Ciudad obtuvo u$s 475 millones de dólares y contrató al banco CreditSuisse y a KBR CorporateFinance para su administración. El CreditSuisse controlaba al mencionado Clariden Leu AG, en el que Grindetti manejaba una cuenta.

 

Islas de piratas

Las guaridas fiscales tienen hoy en América Latina y el Caribe la misma función que en siglos anteriores cumplían la “Isla de la Tortuga” y otras similares del Caribe, donde los piratas ocultaban el producto de sus fechorías. A juicio de Jorge Gaggero, economista especializado en finanzas y administración tributaria, la diferencia, más allá de los trajes finos, los perfumes, que reemplazaron a las patas de palo y los parches en el ojo, radica en que en los últimos 50 años, “los piratas y los bucaneros son los grandes empresarios locales, las empresas multinacionales y los bancos y ricos globales” y el producto oculto son las múltiples formas modernas del dinero.

 

Según el miembro del capítulo latinoamericano de la red TaxJustice, desde su constitución, el Grupo Macri aprovecha al máximo esos refugios opacos. “Los Macri usan estas facilidades offshore desde los orígenes de sus negocios en Argentina. Resulta sabido que en los 70 y los 80 -década de oro para la familia-, el destino preferido de los fondos evadidos y fugados del país era la banca del cantón italiano de Suiza, ubicada en Lugano”, agregó Basualdo.

 

El Grupo Macri tiene responsabilidades en la fuga de divisas, la principal herramienta que históricamente quitó excedentes del circuito económico argentino.

 

En 1982 se benefició con el endeudamiento y estatización de la deuda de Sideco, Pluspetrol, Socma, Iecsa, Manliba y Dragados y Obras Portuarias y Rszya Producciones, empresas además, sospechadas de autopréstamos, de acuerdo al seguimiento del CEPA.

 

· En 1989 se conoció el cobro de sobreprecios al Estado en el servicio de

recolección de basura de Manliba y estuvo involucrada en la estafa de Sevel por contrabando de autopartes, gracias a la que evadió 55 millones de pesos/dólares, en un caso por el que Mauricio Macri fue condenado y luego beneficiado por la corte menemista.

 

· Las firmas Socma y Correo Argentino aparecen en los listados de fuga del 2001.

 

Expertos e investigadores coinciden en que las empresas ficticias juegan un papel fundamental en la canalización de los flujos financieros ilícitos de la evasión fiscal corporativa, la corrupción gubernamental y la actividad criminal.

 

La peligrosa línea de tiempo de la causa

A pesar de la descalificación inicial de las denuncias sobre su involucramiento en clip_image008[4]acciones con posibles responsabilidades en su contra, el 7 de abril, cuatro días después del estallido internacional por el ocultamiento de bienes, Mauricio Macri fue formalmente imputado por el fiscal Federico Delgado.

 

No alcanzó el negacionismo del diario La Nación, que borró el nombre presidencial de sus anuncios de primera plana, para dejar en soledad al de Lionel Messi, ni el hiperdefensismo de su periodista destacado para el caso, Hugo Alconada Mom. Delgado presentó un requerimiento de instrucción para investigar la posible responsabilidad penal del mandatario por la aparición de Fleg Trading y extendió la investigación a Kagemusha, otra offshore radicada en Panamá, en la que el hijo de Franco figura como vicepresidente.

 

· 10/V/2016: el juez Casanello pidió informes sobre Fleg Trading Limited, Global CollectionServices y Owners Do Brasil Participacoes, para determinar si Mauricio Macri figura o figuró como accionista o si tuvo participación en ellas.

 

· 18/V/2016: el fiscal Federico Delgado pidió al juez Casanello que solicite a la Inspección General de Justicia (IGJ) balances de la empresa Socma, de Franco Macri, entre 1985 y 2007.

 

También le reclamó que libre exhortos a diferentes países solicitando declaraciones de personas e informaciones sobre empresas que pudieran estar relacionadas con el Presidente.

 

· 1/VI/2016: el juez hizo lugar al pedido del fiscal, y solicitó a la Inspección General de Justicia (IGJ) copia certificada de los legajos completos de las sociedades Grumafra SA, Socma Americana SA, Global CollectionServices, MTC Investment y Macri InvestmentGroup desde 1985 hasta 2007. Asimismo, pidió a la Oficina Anticorrupción (OA) la declaración jurada de bienes que presentó Macri el año pasado.

También solicitó a la justicia civil copia certificada de los estatutos de Fleg Trading y de las declaraciones juradas de Francisco Macri “relacionadas con Fleg Trading” entre 1998 y 2005.

 

A través de la Unidad de Información Financiera (UIF) ordenó que se obtenga información sobre si hay reportes de operaciones sospechosas en Panamá, Bahamas, Uruguay, Brasil y Reino Unido de Fleg Trading LTD, Kagemusha, Foxchase Trading SA, Sideco Americana SA, Global CollectionServices, Owners Do Brasil Participacoes, Gresoni SA y Macri InvestmentGroup.

 

23/VIII/2016: la Fiscalía recibió información sobre vínculos entre tres nuevas sociedades. En 2007 Owners do Brasil -que tenía a Fleg Trading como controlante- pasó a ser accionista de Itron Do Brasil Ltda, Martex Do Sul Ltda y Mega Consultoría Servicios e Participacoes Ltda, firmas que fueron creadas entre 1995 y 2002 y tuvieron a Socma Americana o a integrantes de la familia Macri entre sus accionistas.

 

También se le reclamó la investigación de la “ruta del dinero”. La presentación, realizada por el diputado Martínez, detalla que en fechas cercanas al ingreso de Fleg Trading en Owners Do Brasil, Socma Americana, que recibió U$S 9,3 millones por la adquisición del 99,9% de las acciones de la empresa brasileña en septiembre de 1998.

 

La empresa insignia del Grupo Macri hizo inversiones en otras sociedades brasileñas: 3,4 millones de reales para capitalizar la empresa Itron Do Brasil Ltda; 1,8 millones de reales como aporte en PartechUnnisa, Participacoes Ltda y 5,3 millones de reales para constituir Partech Ltda.

 

El pedido de analizar “la ruta del dinero” macrista apunta a confirmar que los montos consignados constituyen parte del dinero de procedencia desconocida que Fleg Trading ingresó a Brasil, tras de una supuesta triangulación desde Bahamas a ese país, luego a la Argentina y finalmente de regreso a Brasil,  donde los más de u$s 9 millones habrían sido divididos en las tres empresas citadas.

 

· 24/VIII/2016: El fiscal Federico Delgado elevó al juez Casanello un escrito con sus primeras conclusiones sobre Fleg, la sociedad macrista radicada en Bahamas y a la que considera, sin dudar que “fue una empresa madre de otras empresas”.Agrega que la relación entre esa offshore y la “brasileña” constituyen “dos caras de una moneda”.

 

Por último incorpora a Socma Americana al dúo, para afirmar que “constituyen una tríada a la que subyace una misma realidad económica, más allá del velo societario”. El triángulo “se comenzó a gestar en Bahamas”, la relación entre ellas “se realizó en Brasil y se cristalizó en un tiempo relativamente corto. Durante el mes de septiembre de 1998”.

 

Como venían señalando las denuncias contra el Presidente y su familia, Delgado consideró que del trípode Fleg-Socma Americana-Owners “se constituyeron tres sociedades por el lado de Socma Americana (Partech-Unnisa, Itron do Brasil y Partech) y a la par Owners se incorporó a otras tres sociedades (Martex do Sul, Mega Consultaría e Itron do Brasil)”.

 

Focos cerca del culpable

Mientras los grandes medios de comunicación del país ignoran el tema o se refieren a él de modo espasmódico y aislando los componentes de uno de las peores denuncias formuladas contra un presidente de la República Argentina en ejercicio de sus funciones, en Comodoro Py se van atando las hojas de un expediente complejo.

 

En síntesis, al finalizar el mes de agosto, la causa que involucra al mandatario avanza en dos direcciones:

 

· Estipular si Macri incurrió en “omisión maliciosa” al no informar la firma offshore en su primera declaración jurada como jefe de gobierno porteño.

 

· Determinar la vida que tuvo la sociedad para saber si se incurrió en algún delito y si Macri tuvo que ver con la puesta en movimiento de ese comportamiento societal.

 

La Fiscalía mantuvo la carátula “Macri, Mauricio s/infracción art. 303”, del Código Penal, relacionado con los “Delitos contra el orden económico y financiero”, que fija penas de prisión de tres diez años y multa de dos a diez veces del monto de la operación, el que convirtiere, transfiriere, administrare, vendiere, gravare, disimulare o de cualquier otro modo pusiere en circulación en el mercado, bienes provenientes de un ilícito penal”, castigos que serán aumentados “en un tercio del máximo y en la mitad del mínimo”, entre otros casos, “Cuando el autor fuera funcionario público que hubiera cometido el hecho en ejercicio u ocasión de sus funciones. En este caso, sufrirá además pena de inhabilitación especial de tres a diez años.

 

Para no sesgar el informe, cabe señalar que Mauricio Macri aseguró que nunca fue accionista de Fleg Trading sino “sólo” su director y vicepresidente, que se trató de una firma creada en Bahamas para hacer inversiones en Brasil que no prosperaron. Con la intención de confirmar o refutar dichos de alguien que “no recuerda” aquellos movimientos financieros y que, en última instancia deriva responsabilidades en su padre o afirma que los negocios en Brasil “no funcionaron”, la Justicia ya reclamó la información  internacional.

 

Más allá de las formalidades, y a pesar de que no hay ningún impulso “reformista” en el ámbito judicial, no son pocas las figuras de ese ámbito -muchas de ellas en la antípoda de corrientes como “Justicia Legítima”-, que consideran que en casos de denuncias contra funcionarios públicos, debe “invertirse la carga de la prueba”, y son ellos los que debieran demostrar que las acusaciones en su contra carecen de asidero. No es esa la actitud del primer mandatario ni la del equipo que lo rodea.

 

El juez Sebastián Casanello continuó con su tarea, libró exhortos a Uruguay, Reino Unido, Irlanda, Panamá y Brasil para reunir datos de empresas vinculadas a la familia Macri. Pidió a la AFIP la remisión de las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales entre 2012 y 2014 de Francisco, Gianfranco y Mariano Macri entre. Al Banco Central le requirió que todas las entidades financieras  del país le provean datos sobre las cuentas bancarias en las que Mauricio Macri haya participado como titular y apoderado a partir del 1º de enero de 2016 hasta la actualidad y los movimientos de los fondos.

 

Ya al elevar su dictamen, con la intención de “demostrar si Macri cometió el delito de omisión maliciosa de bienes al no presentar en su declaración jurada el ser director de las firmas Fleg Trading Ltd, radicada en las Islas Bahamas, y Kagemusha, de Panamá”, el fiscal Delgado advirtió que el avance de la investigación dependería “de la información que viene del exterior”, y explicó que el sistema judicial “lo que hace es pedir información, después, el que la va a buscar es el propio Poder Ejecutivo a través de la Cancillería”. De manera que el sistema “se rige por la buena voluntad de los estados entre sí, es un acto de colaboración política”.

 

Al finalizar el mes de junio la Cancillería se presentó en la causa contra Mauricio Macri por los Panamá Papers, afirmó que había dado curso a los exhortos, pero se atajó al expresar que podrían ser rechazados por los países destinatarios por ser poco clara la descripción de la imputación. Ante esto, el juez Sebastián Casanello le pidió colaboración a la Dirección de Cooperación Internacional de la Procuración para describir los hechos, de modo tal que los pedidos no fracasen por cuestiones de forma.

 

En este caso, la información debe ser proporcionada por Bahamas, Panamá, Brasil, Italia e Inglaterra. Directo como siempre, el fiscal federal aseguró que, “Si hay buena voluntad, se demora un día”.

 

Se requiere habilidad, como declaró Delgado, y a la eficacia debe agregarse “voluntad política”, en este caso ligada al interés por transparentar un caso que afecta a la máxima investidura institucional del país, además de garantizar el correcto desempeño de los mecanismos del Estado. En ese sentido, los tiempos y la fortaleza del pedido de informes queda en manos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, encabezado por Susana Malcorra, aspirante a secretaria general de la Organización de las Naciones Unidas, que hasta el momento no se impuso en ninguna de las votaciones previas a la elección. El cajoneo o la desidia en la tramitación de los exhortos judiciales constituiría un  nuevo mal precedente en una foja de servicios ya cuestionada en el seno del organismo multilateral.

 

“Dependemos de los vetustos exhortos cuya eficacia y velocidad está dada, exclusivamente, por la voluntad de los gobiernos requeridos y por la habilidad diplomática de los Estados requirentes”, sentenció Delgado con cierta resignación pesimista.

 

Fuentes principales

Denuncias formuladas por el diputado Darío Martínez: https://es.scribd.com/document/321993804/Panama-Papers-ampliacion-de-la-denuncia-contra-Macri

 

Ministerio Público Fiscal: http://www.fiscales.gob.ar/

 

Portal de Periodismo de Datos: http://elrevelador.com.ar/2016/04/16/argentinos-offshore/

Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación: https://offshoreleaks.icij.org/  https://www.icij.org/

 

Macri el Gobierno de las Corporaciones, Eduardo Halliburton – Carlos A. Villalba: http://institutopuiggros.com.ar/?p=523

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Un pensamiento en “Los MacriPapers, una causa contra el corazón del poder

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s