Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

200 años de la Victoria de Juana Azurduy (1780-1862), heroína de la Revolución Americana

1 comentario

http://rinacional.com.ar/sitio/200-anos-la-victoria-juana-azurduy-1780-1862-heroina-la-revolucion-americana/

Nació y murió en territorio altoperuano, hoy Bolivia, que en ese entonces era parte del Virreinato del Río de la Plata, con una economía minera muy unida al actual norte argentino, a través del comercio de mulas y de la industria textil cochambina, y también ligada al Bajo Perú. [1]

Mujer prócer de la Independencia argentina, que luchó junto a su marido, el jefe revolucionario Manuel Padilla al lado de Güemes y de Belgrano, mereciendo que por sus méritos el creador de la Bandera la nombrase Teniente Coronela del Ejército del Norte y le legase su sable. Sin embargo, por su condición de “boliviana”, y por ende, de “extranjera”, la historia consagrada ha oscurecido su figura y su concepción de Patria Grande, al igual que han hecho con el “uruguayo” Artigas.

Juana Azurduy formó parte de la generación independentista altoperuana, al igual que el cura Muñecas, Warnes, Uriondo, Lanza, Camargo y otros tantos héroes olvidados que se destacaron en la lucha contra el absolutismo español, muriendo casi todos en la misma. Refiere el historiador Pacho O’ Donell – citando a Mitre – que  al comienzo de la insurrección patriota, eran ciento dos caudillos; en 1825, cuando se funda la república boliviana, sólo nueve seguían vivos.[2]

Natal de Chuquisaca, la ciudad que reunía a un tiempo a la Universidad, la Audiencia (tribunales) y el Arzobispado, Juana era hija de un criollo hacendado y de una “chola” que le transmitió sangre indígena. Muertos ambos padres, es enviada por sus tíos a una de sus propiedades rurales, donde goza de libertades inusitadas para las mujeres de su época: galopa por las extensiones y fraterniza con los indios, recobrando el quechua materno y aprendiendo el aymará. Se compenetra con los dolores de los indios mitayos – obligados a trabajar hasta morir en las minas -, y la servidumbre personal de los pongos.

Se enamora perdidamente de Manuel Ascencio Padilla – también hacendado –, con quien se casa. Éste, aunque no era universitario, conocía a Moreno, Castelli, Monteagudo y a otros miembros de la juventud revolucionaria americana y difundía sus ideas emancipadoras.

En 1810, cuando Cochabamba adhiere entusiasta a la Junta Revolucionaria de Buenos Aires, la pareja se une al ejército de Castelli y Balcarce que llega victorioso y apunta hacia la Lima virreinal.

Durante varios años, combatirán a los realistas empleando técnicas guerrilleras y no abandonarán la causa patriótica, a pesar de los fracasos de las fuerzas enviadas por Buenos Aires para contener a los ejércitos del Rey. Sus reducidos pero eficaces cuerpos armados, integrados por indios – incluso selváticos guaraníes – y criollos pobres serán una pesadilla para el enemigo. De aquellos se destacaba Juan Hualparrimachi, un joven indio, soldado y poeta, descendiente de la nobleza incaica y de la española virreinal.

Juana Azurduy participaba activamente, junto a varias mujeres anónimas, en los combates librados por las fuerzas de su mando. Sus pequeños hijos – dos varones y dos niñas – seguían los trajines de la guerra, hasta que fallecieron atacados por las fiebres. Juana no abandonó su bravura: combatió embarazada y tuvo a su niña – la quinta y última de sus hijos – a orillas de un río, durante una escaramuza.

El  3 de marzo de 1816, al frente de 200 mujeres indias a caballo, derrota a las tropas españolas en el actual territorio boliviano, libera a su esposo el general Manuel Ascensio Padilla que estaba prisionero desde 1814 y es nombrada teniente coronel, siendo así la primera mujer con rango militar en el mundo.

Don Manuel Padilla cayó en combate por salvar a Juana y fue bárbaramente decapitado; su cabeza fue expuesta hasta que su mujer, tras exterminar a sus enemigos, recuperó su calavera y le dio sepultura.

Muerto Padilla, doña Juana se traslada a Salta, donde traba amistad con don Martín Miguel de Güemes y sirve bajo sus órdenes, con tropas a cargo, hasta que el genial criollo muere asesinado con la complicidad de la alta clase salteña, enemiga de la Independencia.

Luego, Juana retorna a su tierra natal y ve cómo los terratenientes y mineros, verdugos de indios y antiguos enemigos suyos, se habían vuelto “patriotas” y convertían al Alto Perú, con la complicidad del porteño Rivadavia, en una “Nación soberana”, frustrando el proyecto de unidad continental de los libertadores.

En su retiro fue visitada y honrada por Bolívar. Caído el Libertador, vivió en la mayor pobreza y soledad hasta la edad de ochenta y dos años. Su único tesoro era la designación otorgada por Belgrano. Al morir, la sepultaron en una fosa común. El homenaje que le negaron en vida empezó con el día de su muerte: falleció un 25 de mayo.

En 2009, Cristina Fernández de Kirchner decreta el ascenso post mortem de doña Juan Azurduy de Padilla al grado de Generala del Ejército Argentino. Poco después, en visita oficial a la Argentina, el bolivariano Hugo Chávez se cuadra frente a su retrato y hace el saludo militar. Finalmente, el 26 de abril de 2010, en su tierra, el Presidente Evo Morales recibe de manos de la Presidenta argentina, en acto solemne, el sable que perteneció a Juana Azurduy.

 

[1] Para todo el artículo véase: O’ Donell, Mario “Pacho”, Juana Azurduy, La tenienta coronela, Ed. Planeta, Bs. As., 1994.

 

[2] O’ Donnell, Mario “Pacho”, Caudillos Federales. El grito del interior, Grupo Editorial Norma, Bs. As., 2008, pág. 76

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Un pensamiento en “200 años de la Victoria de Juana Azurduy (1780-1862), heroína de la Revolución Americana

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s