Espacio de Sergio

Sitio de opiniones, noticias y música

Disculpe el Señor

Deja un comentario

LEANDRO CABELLO – http://rinacional.com.ar/sitio/disculpe-el-senor/

Para ponerle una fecha certera a la debacle del poder adquisitivo de los trabajadores diremos 16 y 17 de diciembre de 2015; días en los que se modificaron las retenciones y que se devaluó, respectivamente. Esto significó que los exportadores recibieron más dólares por cada producto y más pesos por cada dólar. Quedaba luego equiparar la nueva rentabilidad del mercado internacional con el interno, dando puntapié inicial a la enorme inflación del 2016.

Entre noviembre (2015) y enero (2016), sólo en el Gran Buenos Aires (que representa alrededor de un cuarto de la población), cambiar el régimen de retenciones y el tipo de cambio significó: 187.000 nuevos indigentes, 1.223.000 nuevos pobres y 175.000 nuevas personas en situación de vulnerabilidad. Estos indicadores empeoraron en los meses siguientes fundamentalmente por la quita de subsidios. La contrapartida son los $128 millones adquiridos por los exportadores, anunciados con bombos y platillos por Macri en la Rural.

Entre diciembre del 2015 y mayo del 2017 se acumula una inflación del 57%, mientras que el aumento del salario mínimo vital y móvil (SMVyM) fue del 44,2%. Para comprender las causas del deterioro del poder adquisitivo de los argentinos, hay que separar el actual gobierno en dos etapas. La primera, caracterizada por lo explicado previamente (devaluación, inflación), significando una fuerte transferencia de riqueza del mercado interno a los exportadores, y la actual.

En esta segunda etapa la inflación se ha desacelerado y el tipo de cambio se ha estabilizado. La apertura de las importaciones, la caída del consumo y el dólar estable ha hecho bajar los precios de varios rubros, mientras que el único que se mantiene encareciéndose es el de alimentos. Mientras menor es el poder adquisitivo, estos productos tienden a ocupar mayor parte o la totalidad del presupuesto mensual, cuando no lo superan.

Tanto inflación como tipo de cambio estable son herramientas fundamentales para los especuladores. Cambian pesos por Letras que tienen una tasa de interés arriba del 2% mensual. Luego, al reclamar los pesos correspondientes, necesitan que la cotización del dólar no se haya modificado, así cambian por dólares.

Aparece así un nuevo problema: no todos los empresarios especulan, también producen, pero muchos carecen de conciencia nacional. El gobierno federel les ofrece entonces algunas formas de equiparar las ganancias especulativas con las productivas.

Por un lado tenemos las “mafias de los juicios laborales”, que según el presidente son la causa del cierre de las PyMEs. Contundentemente tenemos que decir que estas cierran por los tarifazos y por la imposibilidad de acceder al mercado crediticio. El objetivo de buscar el fin de los juicios laborales (a secas, sin el término “mafias”) es disminuir el costo de las grandes empresas y marcar la cancha: cualquiera puede ser despedido, sobre todo los de mayor antigüedad o los de militancia sindical, sin mayores consecuencias.

Por otro lado, el SMVyM era de $8.060; debería de aumentar inmediatamente a unos $14.000 para que una familia pueda costear la Canasta Básica Total (CBT). La oferta de las cámaras empresarias fue de llegar a $9.800 en julio del año que viene en tres cuotas, la cual fue rechazada. Entonces el gobierno intervino impuso, por decreto la superadora oferta de $200 más, lo que da $10.000. Menores salarios es mayor rentabilidad.

Mientras tanto, la cobertura del SMVyM sobre la CBT ha caído un 28% en 18 meses, y la tasa de interés de las LEBAC ha llegado al 25,5%. Si bien no son datos económicamente complementarios, sirve para ejemplificar cómo el Estado ha intervenido para hacer que una parte de la sociedad pierda poder adquisitivo y para que otra aumente sus ganancias, siendo esto la transferencia de riqueza. Fundamental es decir que los que pierden tienen que sufrir las vicisitudes y tragedias del descenso social. Los que ganan no ascienden ni se consolidan como clase social, sino que se mantienen, solo aumenta su rentabilidad.

¡Pobres los viejos ricos que tendrán que gastar su renta extraordinaria en mudarse o en adquirir la seguridad necesaria para que no se les llene de pobres el recibidor!

Anuncios

Autor: Sergio

boquense ortodoxo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s